Logo
ULTIMAS PUBLICACIONES
EDICION Nº23
Logo
NEWSLETTER
Registros a los boletines
 
Logo
Colaboradores
consultivos

Educación Sin Fronteras

Educación Sin Fronteras

Educación Sin Fronteras

SNV

Empresa Social Holandesa

Empresa Social Holandesa

CEDLA

Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario

Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario

Fundación Estas Vivo

Fundación  Estas Vivo

Fundación Estas Vivo

FUNDA - PRÓ

Fundación para la Producción

Fundación para la Producción

ECO Jovenes

ECO Jovenes Bolivia

ECO Jovenes Bolivia

ANNI

Agencia Nacional de Noticias por los Derechos de la Infancia

Agencia Nacional de Noticias por los Derechos de la Infancia

Pastoral de Movilidad Humana

Pastoral de Movilidad Humana

Pastoral de Movilidad Humana

CINU

Centro de información de las Naciones Unidas

Centro de información de las Naciones Unidas

UNFPA

fondo de poblacion de la Naciones Unidas

fondo de poblacion de la Naciones Unidas

FUNDARE

Fundación  para el Reciclaje

Fundación para el Reciclaje

CEMSE

Centro de Multiservicios Educativos

Centro de Multiservicios Educativos

Fundación SOLÓN

Fundación  SOLÓN

Fundación SOLÓN

COSUDE

Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación

Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación

CRECER

Institución Financiera de Desarrollo

Institución Financiera de Desarrollo

Ruidos y Repiques

Despatriarcalización del Cuerpo de la Mujer

Ni feminismo de la Igualdad, Ni feminismo de la Diferencia

Última Actualización Domingo, 03 de Abril de 2011. 19:14h.

Dr. Idón Chivi. Director General de Administración Pública del Viceministerio de Descolonización, firmando la declaración elaborada por las organizaciones de base sobre los derechos sexuales y los derechos reproductivos.
IPAS

En el marco de la descolonización Bolivia tiene dos grandes enemigos: el racismo y el patriarcalismo. Ambos han afectado profundamente a las mujeres, fundamentalmente a las mujeres indígenas del país, afirmó el Dr. Idón Chivi, Director General del Viceministerio de Descolonización, en el Encuentro Internacional de Mujeres Indígenas llevado a cabo el 22 de octubre en la ciudad de La Paz.

El campo de la salud sexual y la salud reproductiva ha sido y es aún el escenario en el cual el patriarcado y la discriminación se hacen más evidentes, cuando son otros actores (el esposo, el médico, el juez) quienes deciden sobre el cuerpo, la reproducción y la sexualidad de la mujer, sin dar lugar a que sea ella misma quien decida. “Las mujeres tienen miedo de ir al hospital porque cuando dan a luz al niño nos hacen echar, no respetan nuestras costumbres, sólo importa la comodidad del médico”, señala la Mama Talla Alberta Caisari, representante de la Comisión del Género del CONAMAQ 1.

 

Asimismo, se han establecido normas que regulan su reproducción, discriminándolas en relación a sus pares varones, sobre quienes no existe ninguna normativa ni reglamentación que regule su sexualidad o reproducción, es el caso del actual código penal que establece 6 años de cárcel para aquella mujer que, por voluntad propia, decida interrumpir su embarazo, solamente permitido en casos de violación o riesgo para la vida de la madre en Bolivia. De acuerdo al Dr. Chivi, esto se debe a que el sistema médico de atención de la salud de la mujer, como las normas y regulaciones que existen sobre el aborto, han sido creadas por hombres, que no viven en carne propia la experiencia de un embarazo o el riesgo de muerte por un aborto practicado en condiciones inseguras.

 

A todo ello se suman prácticas racistas que se expresan en el trato que recibe una mujer en un hospital o Centro de Salud. Si acude con su ropa típica, si es pobre o si no habla el castellano, suele ser maltratada. De igual forma la pobreza influye en que una mujer reciba un servicio médico de calidad, más aún si desea interrupir su embarazo, ya que la realidad ha demostrado, que quienes tienen el dinero para pagar un aborto, se lo practican en condiciones de mayor seguridad, que aquellas mujeres que no tienen recursos y que se ven obligadas a acudir ante alguien no capacitado e incluso a practicarse ellas mismas la interrupción. A consecuencia de ellos, se tiene un número aún no registrado de mujeres que mueren o se producen serias complicaciones a su salud, por un aborto en condiciones inseguras.

 

Como respuesta a este tema, el Estado actual propone ir más allá de pelear las condiciones de igualdad y de género. Apunta a visibilizar las actitudes machistas, así como las prácticas discriminatorias contra las mujeres, para luego desestructurarlas y construir políticas públicas que permitan despatriarcalizar las relaciones de poder entre hombres y mujeres, indígenas y no índígenas. “La pelea no es entre nosotras, la pelea no es contra el varón, la pelea no es contra las mujeres que viven en ciudades, ni con mujeres de diferentes clases, la pelea es contra las relaciones de poder“, señala la Sra. Esperanza Huanca, Jefa de la Unidad de Despatriaralización del Viceministerio de Descolonización.

 

En este sentido, el Encuentro de Mujeres Indígenas, marca un hito en el abordaje de los derechos sexuales y los derechos reproductivos de las mujeres, al culminar con una declaratoria de las principales organizaciones de base del país, que apoya el tratamiento de este tema en las nuevas leyes y reglamentos que el Estado revisará en el corto plazo, dando cumplimiento así a lo que establece el artículo 66 de la Constitución Política del Estado en el cual se garantizan los derechos sexuales y reproductivos de hombres y mujeres.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (49) No(74)
FACEBOOK   TWITTER